Las estrategias de apuesta más efectivas en casinos online

El mundo de las apuestas deportivas ofrece una gran variedad respecto a la cantidad de deportes en los que podemos apostar, pero también en cuanto a las opciones de apuesta que se pueden realizar. Todo el mundo es capaz de apostar por la victoria de su equipo favorito, pero pocos son capaces de rentabilizar al máximo el saldo del que disponen en las casas de apuestas, y multiplicarlo hasta el punto de conseguir un sueldo mensual gracias al juego. Ante todo, lo primero de lo que debemos disponer es el del servicio de un casino online de confianza y que sea legal en nuestro país, como Bwin, Bet365 o Betfair.

Más allá de las apuestas simples y combinadas, se extiende un terreno árido que va desde las apuestas sistema hasta las apuestas en directo. Dentro de este campo de apuestas complejas se encuentran las conocidas como apuestas hándicap, qué a pesar de contar con un concepto relativamente sencillo de entender, pueden dividirse en varios tipos que se aplican a situaciones diferentes y que cuentan con un grado más alto de complejidad. Las apuestas hándicap, una vez comprendidas a la perfección, pueden reportar grandes ganancias. De hecho, existen jugadores profesionales que basan un alto porcentaje de su volumen de juego en este tipo de apuestas.

Antes de comenzar, conviene recalcar la edad de oro en la que se encuentran los casinos online en nuestro país. En la actualidad, existen incluso ofertas de bienvenida exclusivas para máquinas tragaperras que nos permiten comenzar jugando de forma casi gratuita en cientos de máquinas. Ocurre lo mismo con los bonos para poker, apuestas deportivas y muchas cosas más que descubrirás por ti mismo una vez te adentres en este apasionante mundo.

El primer subtipo de apuestas hándicap es el conocido como hándicap europeo, que nos sirve para ilustrar el concepto de este tipo de apuesta en general. Las apuestas hándicap tienen un principio muy simple, y para explicarlas nos concentraremos en el deporte que cuenta con más posibilidades de ser conocido por la mayoría de lectores: el fútbol. En un partido desequilibrado, los hándicaps simulan que el equipo menos favorecido comienza el partido con varios goles de ventaja. Para ilustrar la cuestión con mayor claridad, usaremos un ejemplo:
Podemos imaginar un Real Madrid – Osasuna. La victoria del Real Madrid se paga a 1.10 por euro apostado, mientras que la del Osasuna se paga a 7.50. Según las casas de apuestas, y según cualquier persona sensata, este partido debería resultar en una sencilla victoria para el equipo blanco. Sin embargo, podemos apostar por el Osasuna a través de una apuesta hándicap 0:2. Esto se traduce en una reducción de la cuota, que ahora pasará, por ejemplo, a reportarnos 3.50 euros por euro apostado. Imaginemos ahora que el resultado final del partido es de 1-0 para el Real Madrid. En este caso, a pesar de la victoria merengue, habríamos ganado la apuesta beneficiándonos de una cuota más que aceptable.
¿A qué se debe nuestra victoria? Lo averiguaremos con un sencillo cálculo: 1 gol real del Real Madrid + 2 goles virtuales del Osasuna (introducidos por nosotros) = 1-2. La victoria, en base a nuestra apuesta, sería del Osasuna.

Las apuestas hándicap son utilizadas muy a menudo en baloncesto, donde se intenta predecir el margen con el que ganarán los equipos mediante la suma o resta de puntos. Un hándicap de -7 puntos significa que el equipo por el que hemos apostado debe ganar por, como mínimo, 7 puntos de ventaja. Un hándicap de +3 puntos, en cambio, significa que podemos ganar la apuesta a pesar de que el equipo por el que hayamos apostado pierda por uno, dos o tres puntos.

baloncesto


Puede resultar difícil de entender, pero se debe principalmente al hecho de que los cálculos se invierten. Para asegurarnos del resultado en los hándicaps de baloncesto también tendremos que tirar de calculadora. Si has apostado por un hándicap de -6, debes restar 6 puntos al resultado final del equipo y, si siguen ganando a su rival, habrás ganado la apuesta. Por el contrario, si has apostado por un hándicap de +6, deberás añadir 6 puntos a su resultado final. En este caso, la suma de los puntos deberá otorgar la victoria al equipo por el que hemos apostado para que nuestra apuesta haya sido efectiva.

Llegados a este punto, es necesario indicar que los hándicaps pueden resultar difíciles de comprender al principio, y por eso pueden inducir errores en los jugadores principiantes. La forma más fácil de amortiguarlo ese posible daño es usando los bonos de bienvenida que nuestro casino online ofrece. Estos bonos nos reponen un porcentaje de la cantidad que hemos introducido en nuestro primer ingreso, y nos ayudan a apostar reduciendo el riesgo y motivando la experimentación en nuevas modalidades de juego.

La web del casino online Bet365 ofrece constantemente un bonus de bienvenida para nuevos jugadores. Estas ofertas cambian periódicamente, pero como ejemplo, diremos que nos hemos acogido a un bonus del 100% hasta 200 euros, y que nuestro bonus comienza a ser válido a partir de los 10 euros. En el caso de que introduzcamos 100 euros, la casa nos premiará con otros 100 euros adicionales, multiplicando por dos nuestro ingreso. Este bonus se obtiene registrándonos en la web del casino online, aunque cabe resaltar la idea de que mediante un código bonus Bet365 podemos obtener aún mejores beneficios, aunque no es imprescindible introducirlo. Podemos encontrar este código bonus Bet365 en algunas páginas de internet que versan sobre el mundo del juego online.

Podemos avanzar en la dificultad y complejidad de nuestras apuestas aventurándonos en el hándicap asiático. La peculiaridad principal de este hándicap, que a su vez cuenta con muchos subtipos, es la eliminación de la posibilidad de empate. El tipo de hándicap asiático más simple es el que no contiene diferencia de goles (0:0), por lo que la reducción de las cuotas se basa simplemente en la posibilidad de que, en caso de empate, recuperemos el importe de nuestra apuesta.

Avanzando en la escala y volviendo al ejemplo del fútbol, también podemos encontrar el hándicap asiático de medio punto o gol (0:0.5 o 0:2.5), en que el podremos añadir la mitad de un gol al montante total de nuestro hándicap, lo que elimina automáticamente la posibilidad de que ocurra un empate. El hándicap asiático de un cuarto de punto, como su nombre indica, podrá añadirse al montante total de nuestra apuesta de medio punto (0:0.75). El objetivo de usar un cuarto o medio gol es la posibilidad de realizar, de forma indirecta, dos apuestas a la vez. Si reutilizásemos el ejemplo anterior del Real Madrid – Osasuna, una apuesta hándicap de 1.5 a favor del Osasuna sería equivalente a realizar una apuesta por la victoria o empate del Osasuna, y otra por la derrota o empate del Osasuna. Esta técnica ayuda a muchos apostantes profesionales a simplificar sus apuestas a la vez que se multiplican las ganancias.

Los hándicaps son aplicables a todos los deportes que puedan contar con ciertas condiciones que desequilibran la balanza de equipos, por lo que las casas de apuestas los ofrecen en multitud de competiciones. Es obvio que en el fútbol existen grandes equipos mientras que otros se encuentran más desfavorecidos, pero en otros deportes, los hándicaps se basan en matices.

En las carreras de caballos, un hándicap común es el asignable al peso de los jockeys. Debido a que los caballos deben cargar con un peso extra en el caso de que los jockeys sean demasiado pesados, se puede añadir una cierta ventaja a nuestro caballo para que nos resulte más fácil la victoria a costa de reducir nuestra cuota. Ocurre lo mismo con los jockeys más ligeros, que pueden obtener un hándicap negativo. Estas condiciones pueden parecer excesivamente minuciosas, pero lo cierto es que las carreras de caballos son un deporte muy físico y al que afectan multitud de condiciones: la sequedad del suelo, los cambios en el clima, la edad de los animales o la posibilidad de un duelo ajustado entre dos caballos ganadores; en este último caso, la victoria puede otorgarse al caballo que partía en tercera posición debido al constante rifirrafe entre las estrellas.



Lo importante, al fin y al cabo, es hacer uso de una casa de apuestas que nos ofrezca buenas cuotas en nuestros hándicaps y que nos aporte la fiabilidad suficiente como para diversificar nuestras inversiones en diferentes tipos de apuesta. Los hándicaps son, sin duda, una puerta de entrada excelente hacia las apuestas de mayor complejidad, que reportan grandes beneficios a los jugadores más talentosos. Los casinos online oficiales como Bet365, Bwin, Betfair o Sportium ofrecen hándicaps en casi todos los deportes de su catálogo, y gracias a la proliferación de bonus y ofertas, el hecho de comenzar a experimentar sin tener demasiada idea deja de sonar descabellado y se convierte en una realidad palpable.